Calidad

La calidad de una perla se determina por su lustre y la calidad de su superficie:

– El Lustre o cultivo de una perla se refiere tanto a la luminosidad (la forma en que su superficie refleja la luz), como a su brillo interior (cómo la luz se refracta en las capas de nácar). Un lustre muy bello corresponde a una reflexión total de la luz, dando un efecto espejo. Una perla sin brillo tendrá un aspecto mate.

– La Calidad de la superficie de una perla se determina según el tipo y la cantidad de impurezas que posea. Cuanto más limpia sea la perla, más elevado es su valor.

Para determinar la calidad de una perla existe un sistema de graduación mediante letras más o menos estandarizado. Este sistema es común para todos los tipos de perlas, excepto para las perlas de Tahití, que poseen su propio sistema. Las calidades más altas que se encuentran en el mercado son A, AA y AAA.

1. AAA: Lustre muy brillante y superficie sin ningún tipo de impurezas.
2. AA: Lustre brillante y superficie sin impurezas.
3. A: Lustre menos brillante y puede presentar alguna impureza en su superficie.

Surface