Conservación

Para que una prenda de perlas conserve su brillo y calidad por muchos años es necesario seguir los siguientes consejos :

  1. No use detergentes o algún tipo de limpiador, recuerde las perlas están hechas de Nácar (Carbonato de Calcio).
  2. No use cepillos o esponjas ya que rayarían la superficie.
  3. Para mantener las perlas limpias, utilizar un paño suave, como el utilizado para limpiar los anteojos. El mismo contacto con la piel las mantendrá siempre húmedas.
  4. Al vestir, es preferible ponérselas después de aplicar cualquier cosmético, perfume u otra sustancia dañina que pueda mancharlas.
  5. No almacenarlas en lugares muy secos o expuestos a la luz directa del sol, esto ocasionaría que se deshidrate formando grietas y fragilidad en la perla.
  6. Se recomienda que dependiendo de la continuidad del uso, la prenda se vuelva a hilar cada año, ya que podría ocurrir una rotura del hilo si no se mantiene.
  7. Para evitar rayar las perlas se deben almacenar dentro de un paño suave, lejos de otras joyas.